Proyectos

EJECUTADOS

Sistema Vial II Puente sobre el río Orinoco

El progreso de los estados Bolívar, Anzoátegui, Monagas, Delta Amacuro  y Sucre, demandaba, además de un segundo puente sobre  el río Orinoco –el primero, conocido como Puente Angostura, se inauguró en enero de 1967-, un sistema vial que aumentara las alternativas de movilidad de los ciudadanos, facilitara el transporte de las materias primas que se producen en esos estados, y potenciara el desarrollo turístico de las hermosas regiones del oriente y el sur de Venezuela.

En realidad, la obra es mucho más que el puente: es todo un sistema vial que interconecta a los estados Bolívar, Monagas y Anzoátegui. El puente, excepcional obra de ingeniería que se construyó haciendo uso de las más novedosas tecnologías, incluye 166 kilómetros de carreteras.

• El segundo puente tiene como nombre el de Orinoquia. Fue concebido para servir a vehículos y trenes. Tiene dos vías de servicio, una a cada lado de la obra.

• El puente tiene 3 kilómetros 156 metros de largo. Su anchura es de 24,7 metros. Tiene dos canales de circulación para cada sentido y, entre ambos, una línea ferroviaria.

• La obra se comenzó en febrero de 2001 y se culminó en junio de 2006.

• En términos técnicos es lo que se conoce como un puente atirantado.

• Por los desafíos técnicos que se lograron resolver para enterrar los pilotes que dan sostén al puente en un río del caudal y la fuerza del Orinoco, se le tiene como una obra modelo, de categoría mundial.

• Los pilotes que sostienen el puente son de concreto armado y tienen entre 2 y 2,7 metros de diámetro. Para enterrar los pilotes en el lecho del río, Odebrecht Venezuela hizo uso de una gabarra de alta tecnología, diseñada por la propia empresa.

• Esta extraordinaria obra es el resultado del esfuerzo de cientos de trabajadores venezolanos.

• En el año 2007 recibió el Premio Anual de Construcción otorgado por la Cámara Venezolana de la Construcción.

Beneficios

Es difícil sintetizar los Beneficios que ha generado una obra que interconecta a los cerca de diez millones de venezolanos que viven y trabajan en los estados del sur y el oriente de Venezuela. No es exagerado advertir que el puente Orinoquia ha amplificado los Beneficios que derivan de buenas y eficientes vías de comunicación.

Es imprescindible destacar el impacto positivo que este sistema vial ha tenido, directamente, en las comunidades indígenas y los poblados campesinos de la región, que han visto disminuido su aislamiento histórico.

Las industrias petrolera, forestal, minera, turística y muchas otras, han potenciado sus capacidades, tanto para recibir insumos como para distribuir sus productos. La región sur del país mejoró su capacidad para colocar productos en las regiones norte y occidental del país, y también para alcanzar los puertos desde los cuales exportarlos.